1ª victoria Equipo Cadete

PRIMERA VICTORIA DE NUESTROS CADETES

El domingo 3 de Junio el equipo Cadete se desplazó hasta la localidad manchega de Daimiel para la disputa del Trofeo Hortensio Mancebo.
Un recorrido total de 70km en el que habría que dar dos vueltas a un circuito entre los pueblos de Daimiel y Villarubia de los Ojos.

OBJETIVO PRINCIPAL CONTROL TOTAL DE CARRERA
Una vez visualizado el final de carrera el objetivo del equipo era llegar al sprint y prepararlo para Rubén Sánchez.

Carrera loca como suelen ser las de esta categoría y que nada más empezar ya contaba con una escapada de tres corredores donde se encontraba Héctor Martínez Bayán, una escapada que valía para hacer trabajar a los demás equipos fuertes y que querían disputar la Meta Volante situada en el km 28 de carrera.
Rubén Sánchez, una vez alcanzados los fugados, se impone en el primer sprint del día y se hace con la Meta Volante con total autoridad, lo que provoca que sus compañeros confíen más en la estrategia inicial de carrera.

EL DÍA DE LOS HERMANOS MARTINEZ BAYAN
Y es que si en la primera fuga entraba Héctor Martinez, en la siguiente fuga que iba a poner al pelotón contra las cuerdas, se marchaban seis corredores, tres de Daimiel, uno de Valdemoro, uno de Valdepeñas y esta vez, Adrián Martínez Bayán.
La fuga cogió enseguida 1´30″ de ventaja sobre el pelotón, ya en la escapada, Adrián nos indicó que no tenía más fuerzas, lo que provocó que empezaran los ataques por parte de los corredores locales en fuga.

PRIMERA OFENSIVA
Una vez descolgado Adrián de la fuga, nuestros corredores comienzan a realizar ataques para poder acercar el pelotón a los escapados, consiguiendo alcanzarles tarde, pero logrando el objetivo planteado.

A 7KM DE META EMPIEZA OTRA CARRERA
En el momento que cogen a los fugados empieza un magnífico trabajo de los corredores sanseros y, principalmente, de Marlon Robledo y Alejandro Belijar que son los culpables de mantener al grupo compacto hasta los 2km finales de carrera, en este momento es cuando “il treno” del Sanse comandado por un espectacular Héctor Martínez y José Rebollo que salvaguardando a Rubén Sánchez, hacen de las suyas entrando a mil por las peligrosas calles de Daimiel, lo que valió para que el especialista en estas situaciones lanzara el sprint a falta de 400m de Meta y se impusiera con total solvencia sobre el resto de corredores.

Así se inauguró el casillero para Rubén Sánchez en la categoría Cadete y para el equipo Sanse-Rotor en este 2018.

Por parte de nuestro director resaltar el trabajo impecable de todo el equipo, remando todos a una seguros de sus opciones, lo que hizo que se creyeran que se podía hacer el objetivo planteado y lo consiguieron.
Mención especial a José Rebollo que dirigió con absoluta autoridad al equipo dentro del pelotón y movió genial a sus compañeros.




0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *